20 Mil Leguas de Viaje Submarino – “El Contramaestre”

El contramaestre Bagual, al igual que todos los tripulantes del Nautilus (incluidos los mas nuevos), habían hecho de su experiencia profesional el sello de sus vidas!!. Las miles de horas bajo el mar, las emergencias, las responsabilidades frente al alto mando y su infinita fidelidad a la misión encomendada los hacía ver como la tripulación más envidiada de los océanos. Tal era el compromiso, que muchos de ellos preferían permanecer sumergidos antes que enfrentar la banalidad de la vida en tierra, invisibles ante el mundo, protagonistas absolutos de una dimensión paralela solo atestiguada a través de postas semanales hacia el mundo de las superficies. El Nautilus nunca revelaba su posición o rumbo. Nunca hubo posibilidad alguna de descifrar el más leve Eco submarino que diera pistas a las numerosas sondas antagónicas, aumentando con ello el creciente mito de la real existencia del Nautilus, su Capitán y su valiente tripulación.

Este mismo contramaestre, antes un simple y eficiente radio-operador, se transformó desde su llegada en un hábil estratega, capaz de urdir intrincados planes de acción ante la cultura irresistible del hiper-mercadeo y la contaminación gubernamental. Las postas Patagónicas eran descifradas con prescición milimétrica, permitiendo al Nautilus estar presente en todos los universos paralelos e inframundos, … en todas las acuarelas psico-trópicas de los mares boreales, siempre a mas de 8000 metros de profundidad.

Ni la audacia, ni la intrepidez del contramaestre pudo evitar la llegada de un telegrama que decía en su titulo: “Ordenes de Reestructuración”. El papel una vez impreso por el oficial de radio, paso de mano en mano, hasta llegar a las del propio Bagual quien se encontraba trazando la ruta semanal con el ingeniero Navegante. En sus cortas líneas decía claramente, “revóquese el cargo de Contramaestre al grumete Bagual y desígnese en el puesto al Sr. Rudencio Culebra”.

El contramaestre se encontraba sentado en la misma silla desplegable desvencijada, en la misma sala, misma hora donde hace 15 años el propio Capitán le informara que había sido ganador del concurso por el puesto de Contramaestre y que por la felicidad de su impresión, se elevo por los aires cayendo de lleno en la silla desarmándola por completo.

Bagual, en segundos… y mudo, repaso en su mente todos los minutos y segundos de esos 15 años de servicio, no pudiendo en ese momento decir palabra alguna, y mucho menos continuar con la planificación de rutas.  Era efectivamente la degradación de rangos que tanto se hablaba que vendría, que tanta cesantía había estado produciendo en todas las flotas de superficie en defensa del supuesto “Macro-plan” de “desarrollo Inter-oceánico”, financiado por Empresas Chinas y Norteamericanas del Retail, las que buscaban incluso la parcelación de uso de los recursos Marinos, para lo cual había que pagar impuestos. Rutas marinas concesionadas !!!! Decía el ingeniero navegante. Peajes para pasar de un océano a otro.

Rudencio Culebra, de acuerdo a lo indicado en el telegrama se incorporaría al equipo submarino a fines del mes, con lo que la tripulación completa debía preparar sus puestos para estar listos a esta primera revista!!.

Minutos después, llego un segundo telegrama con los antecedentes del Sr. Culebra, para que el encargado de personal procediera con los tramites de incorporación. Con sorpresa, … y digámoslo claramente, Culebra llevaba dos años de experiencia desde su salida de la academia, con un total de 60 horas de practica en un simulador.

Bagual, el ingeniero, el telegrafista, el maquinista …y Nemo, que preguntaba el porqué de tanto silencio desde la puerta de su camarote, pasaron largos minutos mirándose a si mismos en busca de alguna explicación, …e incluso, algún “cartucho” dialéctico que rompiera la estupefacción que se apoderó del Nautilus, que a propósito, navegaba tranquilo por algún punto de las Baleares, ¡¡sin pagar ningún sucio dólar de impuesto!!.

Nemo, con su característico TIC de nariz adquirido después de tantos años de usar unos pesados anteojos de marco metálico entregados por el Servicio de Sanidad de la Armada, pudo pronunciar la primera frase ante el “desarme” colectivo que se produjo desde el Puente a las Bodegas: “Contramaestre Bagual, Reciba usted la Orden Directa de llevar al Nautilus en la dirección contraria al punto de recogida del Sr. Culebra”. “Todos los miembros de esta tripulación seguirán en sus puestos hasta que yo decida lo contrario” Agrego, cerrando de tres portazos su escotilla.

Bagual , ante lo ocurrido y ya más relajado, se recostó en su litera y con cuidado escribió un listado con los nombres de los autores que se escucharon en el programa Nº 113. Estos fueron en el bloque 1: Alek StarK, AS1, Bunker, Defekt, Doxa Sinistra, Faceless Mind y James White. En el bloque 2 : Oppenheimer Análisis, Martin Lloyd, The Exaltics, Nagamatzu, Narrow, Staccato du Mal y Martial Canterel.

…Y señoras y señores, BAGUAL seguirá en su puesto!!

Mucho mas música, videos e increíbles aventuras en nuestro blog: www.20milleguasviajesubmarino.wordpress.com

Post Your Thoughts